junio 13, 2024

¿Estás pensando en renovar tu baño y no sabes qué tipo de ducha elegir? Si buscas una opción práctica, moderna y funcional, el plato de ducha con mampara puede ser la solución perfecta para ti. En este artículo te contaremos por qué esta combinación es la mejor opción para tu baño y qué beneficios te puede ofrecer. ¡No te lo pierdas!

Qué material es el mejor para plato de ducha

Al elegir un plato de ducha, es esencial considerar el material del que está hecho. Hay varios materiales disponibles en el mercado, cada uno con sus propias ventajas y desventajas.

El acrílico es uno de los materiales más comunes utilizados para fabricar platos de ducha. Es liviano y fácil de instalar, lo que lo convierte en una opción popular para remodelaciones de baños. Sin embargo, los platos de ducha de acrílico pueden rayarse y desgastarse con el tiempo, lo que los hace menos duraderos que otros materiales.

Otro material popular para platos de ducha es la piedra natural, como el mármol o el granito. Estos materiales son duraderos y resistentes al agua, además de ser visualmente atractivos. Sin embargo, los platos de ducha de piedra natural pueden ser costosos y requieren un mantenimiento regular para evitar manchas y daños.

El hierro fundido es un material pesado y duradero que se usa comúnmente en baños antiguos. Aunque es resistente y duradero, puede ser costoso y difícil de instalar debido a su peso.

Por último, el material más moderno para platos de ducha es la resina, un compuesto hecho de materiales sintéticos. Los platos de ducha de resina son livianos y fáciles de instalar, además de ser duraderos y resistentes al agua. También tienen una superficie antideslizante y se pueden personalizar en diferentes diseños y colores.

En general, el material que elijas para tu plato de ducha dependerá de tus necesidades y presupuesto. Si buscas durabilidad y resistencia, la piedra natural o el hierro fundido pueden ser opciones a considerar. Si prefieres algo más liviano y fácil de instalar, la resina o el acrílico pueden ser la mejor opción.

Qué plato de ducha resbala menos

Si estás pensando en cambiar tu bañera por un plato de ducha con mampara, es importante que tengas en cuenta la seguridad y el confort al momento de elegir el plato de ducha adecuado. Uno de los aspectos más importantes es la capacidad antideslizante del plato de ducha, ya que esto evitará accidentes y caídas en el baño.

Existen diferentes tipos de platos de ducha en el mercado, y cada uno tiene sus propias características y propiedades antideslizantes. A continuación, te presentamos los tipos de platos de ducha que resbalan menos:

  • Platos de ducha de resina: son los más recomendables en cuanto a seguridad y confort. La resina es un material antideslizante por naturaleza, lo que garantiza un agarre óptimo al pisar el plato de ducha. Además, este material es cálido al tacto y muy resistente al impacto.
  • Platos de ducha de cerámica: aunque no son tan antideslizantes como los de resina, los platos de ducha de cerámica son una buena opción si se les aplica un tratamiento antideslizante. Este tratamiento se aplica con una sustancia química que crea una capa rugosa en la superficie del plato de ducha, lo que mejora el agarre al pisar.
  • Platos de ducha de piedra natural: al igual que los platos de cerámica, los de piedra natural no son antideslizantes por naturaleza, pero se les puede aplicar un tratamiento antideslizante para mejorar su agarre.

Es importante mencionar que, además de elegir el tipo de plato de ducha adecuado, también es recomendable utilizar una alfombrilla antideslizante en el interior del plato de ducha. Esto proporcionará una capa extra de protección y evitará resbalones.

Qué es mejor plato de ducha de obra o de resina

Si estás en busca de una opción moderna y estética para tu baño, seguramente habrás contemplado la idea de instalar un plato de ducha. Y es que, además de ser una alternativa más cómoda y segura que la bañera, los platos de ducha pueden proporcionar un toque elegante y sofisticado a cualquier espacio de baño.

En el mercado existen diferentes tipos de platos de ducha, pero en este artículo nos centraremos en los de obra y resina, ya que son las opciones más populares.

Plato de ducha de obra

El plato de ducha de obra se compone de una estructura de albañilería en la que se coloca una lámina impermeable. Posteriormente, se recubre con azulejos, baldosas u otro tipo de material cerámico que se adapte a la decoración del baño.

Una de las principales ventajas de este tipo de plato de ducha es que se puede personalizar completamente, ya que se pueden elegir diferentes tamaños, formas y acabados. Además, suelen ser más resistentes y duraderos que los de resina, por lo que son ideales para zonas de mucho tránsito o baños públicos.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que la instalación de un plato de ducha de obra es más compleja y requiere de mano de obra especializada, lo que puede encarecer el precio final. Además, su peso es mayor, por lo que es necesario que la estructura del baño esté preparada para soportar el peso del plato de ducha.

Plato de ducha de resina

El plato de ducha de resina es una opción más económica y fácil de instalar. Se trata de un molde prefabricado en el que se mezcla resina y cargas minerales para obtener un acabado resistente y antideslizante.

Entre las ventajas de este tipo de plato de ducha destaca su facilidad de limpieza, ya que no requiere de juntas ni de recubrimientos cerámicos que puedan acumular suciedad. Además, su peso es mucho menor que el de obra, por lo que se puede instalar en cualquier tipo de baño sin riesgo de sobrecargar la estructura.

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que los platos de ducha de resina suelen ser más limitados en cuanto a formas y tamaños, por lo que puede ser difícil encontrar uno que se adapte perfectamente al espacio del baño. Además, su durabilidad puede ser menor que la de obra, por lo que es posible que se deterioren con el paso del tiempo.

En resumen, un plato de ducha con mampara es la mejor opción para cualquier baño, ya que ofrece una gran cantidad de ventajas en términos de diseño, facilidad de limpieza, seguridad y comodidad. Además, hay una gran variedad de modelos, materiales y diseños disponibles en el mercado, por lo que es posible encontrar el plato de ducha con mampara perfecto para cada tipo de baño y estilo decorativo. Así que si estás buscando una solución práctica y elegante para tu baño, no dudes en considerar un plato de ducha con mampara como la opción ideal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *