abril 18, 2024
Gotele en tendencia: Descubre por qué está de moda

El gotele, esa técnica de aplicación de pintura que durante años fue considerada anticuada y poco estética, ha vuelto en tendencia. En este artículo te contamos por qué esta técnica está de moda y cómo puedes incorporarla a la decoración de tu hogar de una forma moderna y elegante. ¡No te lo pierdas!

Cuándo se puso de moda el gotelé

El gotelé es una técnica de pintura que consiste en aplicar pequeñas gotas de pintura en la pared para crear una textura rugosa y con relieve.

Esta técnica se popularizó en los años 80 y 90 en España, convirtiéndose en uno de los acabados más comunes en las paredes de las viviendas españolas. El gotelé se consideraba una técnica económica y práctica para ocultar imperfecciones en las paredes.

Sin embargo, en los últimos años, el gotelé ha vuelto a estar en tendencia. Muchos interioristas y decoradores han optado por utilizar el gotelé para dar un toque de textura y personalidad a las paredes de los hogares.

La vuelta del gotelé se debe en parte a la nostalgia por los años 80 y 90, que ha llevado a recuperar elementos decorativos de esta época. Además, el gotelé ofrece un acabado diferente y con personalidad, que puede ser combinado con otros elementos decorativos para crear espacios únicos.

Es importante destacar que, aunque el gotelé ha vuelto a estar en tendencia, no es la única opción para las paredes de los hogares. Existen otras técnicas y acabados que pueden ser igual de interesantes y originales, como el estuco veneciano o el papel pintado.

Por qué se usa el gotelé

El gotelé es una técnica de decoración de paredes que ha sido muy popular en España durante décadas. Aunque en los últimos años ha habido una tendencia hacia paredes lisas y minimalistas, el gotelé ha resurgido como una opción de decoración moderna y elegante. En este artículo, hablaremos sobre por qué se usa el gotelé y por qué está de moda.

¿Qué es el gotelé?

El gotelé es una técnica de texturización de paredes que se aplica con una pistola de pintura y una mezcla de agua y yeso. El resultado es una superficie con pequeñas protuberancias o gotas de yeso que le dan a la pared una textura rugosa y granulada. Esta técnica se ha utilizado durante décadas para ocultar imperfecciones en las paredes y para darle un aspecto más rústico a los hogares.

¿Por qué se usa el gotelé?

Hay varias razones por las que el gotelé ha sido una opción popular para la decoración de paredes. En primer lugar, es una forma efectiva de ocultar imperfecciones en las paredes, como grietas, abolladuras o manchas. Además, el gotelé puede ayudar a reducir el ruido en una habitación al actuar como un aislante acústico. También es una forma económica y rápida de decorar las paredes, ya que se puede aplicar sin necesidad de preparar la superficie de la pared.

Otra razón por la que el gotelé sigue siendo popular es que puede dar a una habitación un aspecto rústico y acogedor. Si se aplica correctamente, el gotelé puede crear una sensación de profundidad y textura en una pared que puede ser muy atractiva. Además, el gotelé se puede pintar en una amplia variedad de colores, lo que lo hace extremadamente versátil.

¿Por qué el gotelé está de moda?

En los últimos años, ha habido una tendencia hacia paredes lisas y minimalistas en la decoración del hogar. Sin embargo, el gotelé ha resurgido como una opción moderna y elegante para la decoración de paredes. Una de las razones por las que el gotelé ha vuelto a estar de moda es que se puede aplicar de una manera más sutil y refinada que en el pasado. En lugar de aplicar una textura gruesa y pesada, se puede crear un acabado más suave y delicado que se integra bien en un diseño de interiores moderno.

Otra razón por la que el gotelé está de moda es que es una forma de añadir textura y profundidad a una habitación sin tener que utilizar papel pintado o paneles de madera. Esto puede ser especialmente útil en habitaciones pequeñas, donde el papel pintado o los paneles de madera pueden hacer que la habitación parezca más pequeña y abarrotada. El gotelé puede añadir textura y dimensión a la pared sin ocupar espacio adicional.

Qué es mejor cubrir el gotelé o quitarlo de la pared

El gotelé es una técnica de decoración de paredes que consiste en aplicar una capa gruesa de pintura y luego salpicarla con una brocha para crear un efecto granulado. Durante mucho tiempo, esta técnica fue muy popular en la decoración de interiores, pero en los últimos años ha perdido terreno frente a otras tendencias más modernas y minimalistas. Sin embargo, en la actualidad, el gotelé está volviendo a estar de moda y muchas personas se preguntan si es mejor cubrirlo o quitarlo de la pared.

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, como el estado de la pared, el tipo de gotelé y el presupuesto del propietario. Si la pared está en buen estado y el gotelé es suave y uniforme, es posible que no sea necesario quitarlo, ya que se puede cubrir fácilmente con una capa de pintura o con papel pintado. Sin embargo, si la pared está dañada o el gotelé es muy grueso y desigual, es posible que sea necesario quitarlo antes de aplicar una nueva capa de pintura o papel pintado.

Quitar el gotelé puede ser un proceso difícil y costoso, ya que implica lijar la superficie de la pared para eliminar el granulado y luego aplicar una capa de imprimación antes de pintar o empapelar. Además, es posible que la pared necesite ser reparada o nivelada antes de aplicar la nueva capa de pintura o papel pintado.

Por otro lado, cubrir el gotelé es una opción más económica y rápida, ya que solo implica aplicar una nueva capa de pintura o papel pintado sobre la superficie existente. Sin embargo, es importante tener en cuenta que cubrir el gotelé puede hacer que la pared se vea más gruesa y pesada, lo que puede no ser adecuado para habitaciones pequeñas o con techos bajos.

En conclusión, la decisión de cubrir o quitar el gotelé dependerá del estado de la pared, el tipo de gotelé y el presupuesto del propietario. Si la pared está en buen estado y el gotelé es suave y uniforme, es posible que sea mejor cubrirlo. Sin embargo, si la pared está dañada o el gotelé es grueso y desigual, es posible que sea necesario quitarlo antes de aplicar una nueva capa de pintura o papel pintado.

En conclusión, el gotele ha vuelto a estar de moda gracias a su capacidad para agregar textura y personalidad a cualquier espacio. Aunque ha sido criticado en el pasado, el gotele ha evolucionado y se ha convertido en una técnica de acabado versátil y moderna que puede ser utilizada en una gran variedad de proyectos de diseño de interiores. Desde paredes hasta techos, el gotele ofrece una forma única de agregar profundidad y dimensión a cualquier habitación. Si estás buscando una forma de actualizar tu hogar y agregar un toque de estilo, considera utilizar el gotele en tu próxima renovación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *