julio 23, 2024
Diferencia entre superficie útil y construida: ¿Qué debes saber?

En el mundo de la construcción, es común escuchar los términos “superficie útil” y “superficie construida” al hablar de una propiedad. Aunque parezcan sinónimos, estas dos medidas tienen una gran diferencia que puede afectar el valor y uso de una propiedad. En este artículo te explicaremos todo lo que debes saber sobre la diferencia entre superficie útil y construida.

Cómo calcular superficie util y construida

La superficie útil y construida son dos términos importantes en el mundo de la construcción. A menudo, las personas los confunden o no saben cómo calcularlos correctamente. En este artículo, te explicaremos la diferencia entre ambos términos y cómo calcularlos para que puedas entender mejor tus proyectos de construcción.

Superficie útil

La superficie útil se refiere al espacio interior de una propiedad que es habitable y utilizable. Esto incluye todas las habitaciones, pasillos, baños y cocinas. Sin embargo, no incluye los espacios comunes como las escaleras, los ascensores y los vestíbulos. Para calcular la superficie útil de una propiedad, se debe medir la superficie de cada habitación y sumarlas.

Ejemplo: Si una vivienda tiene un dormitorio de 10m², un salón de 20m², una cocina de 15m² y un baño de 5m², la superficie útil total sería de 50m² (10+20+15+5).

Superficie construida

La superficie construida se refiere a la superficie total de una propiedad, incluyendo la superficie útil y la superficie de los espacios comunes. Esto incluye las escaleras, los ascensores, los vestíbulos y cualquier otra área construida. Para calcular la superficie construida, se debe medir la superficie total de la propiedad.

Ejemplo: Si una propiedad tiene una superficie construida de 70m², y la superficie útil es de 50m², entonces la superficie de los espacios comunes sería de 20m² (70-50).

Que computa como superficie útil

En el ámbito de la construcción, es común hablar de la “superficie útil” y la “superficie construida”. Ambas son medidas importantes a tener en cuenta al momento de diseñar y construir una edificación, pero ¿qué diferencia hay entre ellas? Y más importante aún, ¿qué es lo que se considera como “superficie útil”?

La superficie útil se refiere al espacio dentro de una construcción que es habitable y utilizable. Por lo tanto, no se consideran como superficie útil los espacios como muros, columnas, escaleras, entre otros, que no pueden ser utilizados para actividades cotidianas.

Sin embargo, existen algunas excepciones que se deben tener en cuenta al momento de calcular la superficie útil de una construcción. Por ejemplo, en algunos casos se puede considerar como superficie útil el espacio de techos altos, ya que en algunos diseños estos pueden ser utilizados para almacenamiento o incluso para crear un segundo nivel. Asimismo, también se puede incluir como superficie útil los balcones y terrazas, siempre y cuando tengan una superficie mínima y una altura y acceso adecuados.

Es importante destacar que la superficie útil no solo se refiere a la cantidad de espacio disponible, sino también a la calidad del mismo. Por lo tanto, no se puede considerar como superficie útil los espacios que no cumplen con los requisitos mínimos de habitabilidad, como por ejemplo, una habitación sin ventilación o iluminación adecuada.

Qué es la superficie util

La superficie útil y la superficie construida son dos términos que se utilizan con frecuencia en el sector inmobiliario y de la construcción. A menudo se confunden o se utilizan indistintamente, aunque en realidad son conceptos diferentes que es importante conocer para evitar confusiones y malentendidos. En este artículo, nos centraremos en la definición y diferencia entre superficie útil y construida, centrándonos especialmente en la superficie útil.

La superficie útil es la superficie de una vivienda, local o cualquier otro tipo de construcción que puede ser utilizada para fines habitables o productivos. Es decir, se trata de la superficie que se puede aprovechar para desarrollar actividades, ya sean de ocio, trabajo, almacenamiento, etc. En el caso de una vivienda, por ejemplo, la superficie útil incluye todas las habitaciones, salón, cocina, baños, terrazas y cualquier otro espacio que pueda ser utilizado por los habitantes de la vivienda.

Es importante tener en cuenta que la superficie útil no incluye elementos constructivos como muros, columnas, o elementos comunes de la edificación. Por tanto, la superficie útil es siempre inferior a la superficie construida, la cual se calcula sumando todos los metros cuadrados de la construcción, incluyendo los elementos constructivos antes mencionados.

La superficie útil es un dato muy relevante a la hora de valorar una propiedad, ya que es el espacio realmente utilizable por sus ocupantes. Además, es un dato que puede influir en el precio de venta o alquiler de la propiedad, ya que a mayor superficie útil, mayor será su valor.

En resumen, la superficie útil es la superficie de una construcción que puede ser utilizada para fines habitables o productivos, excluyendo elementos constructivos como muros o columnas. Es un dato relevante a la hora de valorar una propiedad y puede influir en su precio de venta o alquiler.


En resumen, la superficie útil y la superficie construida son dos conceptos distintos que se utilizan en el ámbito inmobiliario para medir el espacio habitable de una propiedad. La superficie útil es el área que se puede utilizar para vivir, mientras que la superficie construida incluye todas las áreas construidas, incluso las que no son habitables. Es importante tener en cuenta estas diferencias al comprar o vender una propiedad, y asegurarse de que se esté midiendo y valorando adecuadamente la superficie de la propiedad en cuestión. Si se tiene alguna duda acerca de cómo se está midiendo la superficie de una propiedad, es recomendable consultar a un profesional inmobiliario o a un arquitecto para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *