julio 23, 2024
Cómo hacer bajo platos caseros: Guía fácil y rápida

¡Bienvenidos! Si eres de esos amantes de la decoración que buscan darle un toque de elegancia a su mesa, has llegado al lugar indicado. En este artículo te enseñaremos cómo hacer bajo platos caseros de manera fácil y rápida. Ya sea para una cena especial o simplemente para darle un toque diferente a tu mesa, con esta guía podrás crear hermosos bajo platos con materiales que tienes en casa. ¡Comencemos!

Qué es lo que se pone debajo de los platos

Cuando se prepara una cena formal, es común utilizar bajo platos como parte de la decoración de la mesa. Estos platos se colocan debajo del plato principal y se utilizan para realzar la presentación de la vajilla. Además de su función decorativa, los bajo platos también pueden proteger la mesa de manchas y rayones.

Existen diferentes materiales y diseños de bajo platos, desde los más sencillos hasta los más elaborados. Los materiales más comunes son la madera, el vidrio, el metal y el mimbre. Los diseños pueden variar según el estilo de la cena y la decoración de la mesa.

Si estás buscando una opción más económica y personalizada, puedes optar por hacer tus propios bajo platos caseros. Para ello, necesitarás algunos materiales básicos como cartón grueso, papel de seda, pegamento y pintura.

Primero, corta el cartón en forma circular con un diámetro de 30 cm aproximadamente. Luego, pega el papel de seda en la parte superior del cartón para darle un acabado suave y uniforme. Por último, pinta la parte superior del bajo plato con la pintura de tu elección y déjalo secar completamente.

Una vez que tengas tus bajo platos caseros listos, podrás utilizarlos en tus cenas formales y darle un toque personalizado a la decoración de tu mesa.

Qué son los platos de sitio

Los platos de sitio son elementos decorativos que se colocan en la mesa para complementar la presentación de la vajilla. Estos platos se colocan debajo del plato principal y tienen el objetivo de proteger la mesa del calor y los posibles derrames de comida.

Además de su función práctica, los platos de sitio también tienen un valor estético importante en la decoración de la mesa. Estos elementos pueden ser utilizados para dar un toque de elegancia y sofisticación a la presentación de los platos.

Existen diferentes tipos de platos de sitio, que se pueden clasificar según el material del que estén hechos o según su diseño. Los platos de sitio más comunes suelen ser de vidrio, porcelana, madera o metal, y pueden tener formas y diseños variados que se adapten a la decoración de la mesa.

Si estás buscando añadir un toque de elegancia y sofisticación a la presentación de tus platos, puedes optar por hacer tus propios platos de sitio caseros. Para ello, puedes utilizar materiales como cartón, papel maché, telas o incluso materiales reciclados.

Bajo platos hechos a mano

Los bajo platos son un elemento decorativo que se utiliza en la mesa para realzar la presentación de los platos y dar un toque de elegancia a cualquier evento o reunión. Aunque puedes encontrar muchos modelos en tiendas especializadas, hacer tus propios bajo platos hechos a mano puede ser una opción más económica y personalizada. A continuación, te mostramos cómo hacer bajo platos caseros de manera fácil y rápida.

Materiales necesarios

  • Madera contrachapada de 3mm de espesor
  • Sierra caladora o de mano
  • Lija de grano medio
  • Pintura acrílica o barniz para madera
  • Pincel y rodillo
  • Cinta de enmascarar
  • Plantilla de papel o cartón para el diseño
  • Lápiz y regla

Pasos para hacer bajo platos hechos a mano

  1. Comienza por elegir el tamaño que deseas para tus bajo platos y marca el diámetro en la madera contrachapada con un lápiz y una regla.
  2. Corta la madera contrachapada siguiendo las marcas que has hecho con una sierra caladora o de mano. Si optas por la sierra de mano, es importante que la hoja esté bien afilada para que el corte sea limpio.
  3. Lija los bordes y la superficie de los bajo platos con una lija de grano medio para que queden suaves y sin astillas.
  4. Aplica una capa de pintura acrílica o barniz para madera con un rodillo o pincel. Si deseas, puedes utilizar cinta de enmascarar para crear patrones o diseños en el bajo plato.
  5. Deja secar la pintura o el barniz según las instrucciones del fabricante. Si quieres darle un acabado brillante, puedes aplicar una segunda capa.
  6. Una vez que el bajo plato esté seco, retira la cinta de enmascarar si la has utilizado y ¡listo! Ya tienes tus propios bajo platos hechos a mano.

En conclusión, hacer bajo platos caseros es una tarea fácil y divertida que puede agregar un toque especial a cualquier mesa de comedor. Con solo unos pocos materiales y un poco de creatividad, es posible crear piezas únicas y personalizadas que harán que cualquier comida se sienta más especial. Ya sea que esté buscando una forma de impresionar a los invitados en una cena formal o simplemente quiera agregar un poco de estilo a su mesa diaria, hacer bajo platos caseros es una excelente manera de hacerlo. Siga esta guía fácil y rápida para comenzar a crear sus propios bajo platos caseros hoy mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *